jueves, 12 de abril de 2018

Concatenaciones y brincos

Por Antonio Domínguez

… sin los pasos intermedios que aquí, se dan por sabidos.
Vamos a tratar en una valoración personal de los casos de permisividad de tenencia de perros y demás animales altamente peligrosos como así mismo de las bicicletas lanzadas a tumba abierta por las aceras en calles de bajada (a pique de matar lo que vivo salga a la acera), montadas por tipos con las pantorrillas todas manchadas de verde, prodigándose últimamente, a mas ya no poder ser. Tendiendo no a demostrar, pero si a mostrar, lo poliédrico de las cosas y lo factible que es considerar al hombre de ahora como algo a ser superado -y si no superado- si arreglado proyectando leyes aun siendo duras, si son necesarias ¡ha de desperezarse el legislador! ¡¡¡A lo que ha llegado este país de materia digerida!!!
Contra el robo de carteras en las aglomeraciones, por toda ayuda están los pitos de los comerciantes para avisar; y las autoridades, al parecer, les importa tres pares de aguacates, o de mameyes, o de rozones. Así como es un (…) como así mismo se ve un hombre sin casa porque otro se la ocupó  y no se la devolverá en tres, cinco, siete, o diez años. Me parce estar soñando ¡¡¡Manda huevos mal mandados!!! Y Cabildo y ayuntamiento y gobierno escondidos detrás del silencio especulativo (se la trae floja la crítica); se les acusa de haber robado un municipio al tiro limpio y también se callan. Y se burlan como gallego en gallego: “Falar falas moito, pero mucha comida no teis en el corpo carallo”. Lo mas estrafalario de la cuestión es que los adefesios de cualquier poder –mas el político- ensucian el mismo aire que la gente seria y de orden se ven obligados a respirar.
Huyendo de los camiones (carretadas) de denuncias del ciudadano –que ni las miran- con un muro de mentiras entongadas en bloques, lo cual les permite vivir sin escuchar; protegidos dentro de esos gigantescos castros donde no tienen que dirigirse a nadie hasta las elecciones; que ya dan por perdidas según se ve la mala hebra descosida y rota en la buena armonía imprescindible en el partido; que mas que partido está desmigajado.
La verdad axiomática es que el mundo está lleno de  mentecatos con talento, así mismo está lleno -o ayudan a llenarlo- hombres envenenantes y dañinos que han llegado -o deberían haber llegado ¡sus conductas!- a fecha de caducidad hace ya muchísimo tiempo; valiéndose para fastidiar paciencias, de la inacción de disfuncionales “funcionarios” y leyes, mas que por su perfecta o imperfecta elaboración: por no hacerlas cumplir con ejemplarizante rigor; que ya las dicta hasta una simple secretaria de ayuntamiento, brincando por encima de la cabeza del juez sin importarle lo mas mínimo a ella, al juez y a la sociedad. El mundo ha de habérselas para limpiar sus grandes almacenes de humanidad echada a perder y reponer “mercancía” nueva; llevándola a realidad mediante cursos avanzados de convivencia, reteniéndoles hasta que sean personas para ser “soltadas” en las calles. No puede seguir cimentado en obsoletos, innobles, y traidores principios metafísicos, consistentes en perdonárseles las setenta veces siete; estos son, disparates a los que no encuentra explicación la razón humana porque van mas allá de la misma. ¿Porqué se desinhiben los que mandan en el mundo a base de mentirosos, interesados principios y fines; religiosos, políticos y empresariales? ¿Por ignorancia, por necesidad, por negocio; para no escandalizar para el voto y que corra a otro mentiroso favorecer?)
Es una utopía, pero, se ha de llegar a la libertad, muchísimo menos imposible que la igualdad. Dios en la tierra no debe tener pelotones de camareros y cuadrillas de cocineros de vanguardia, mientras haya un solo hambriento; ya que no necesita comer. El presidente de EE UU, el segundo hombre mas poderoso en esta naranja inmensa suspendida en el espacio ¿infinito?; ante su mesa de grana y oro y “sus gofios”, se olvida de aquel de Arizona; metido con su cochambrosa caravana en un barranquillo del desierto, comiendo alguna culebra ¡cuando la coge! Y ya a los poderes empresariales (es lo que nos queda que ver), que son el capital auténticamente, no hay Loreto Cuarto que les luche. Ahora bien, estos no andan presumiendo –como los otros- de tramitarle a los demás comida, techo y abrigo gratuitos. Les roban (hay robos que no son puramente materiales) como los otros-, solo que, como poseen el mundo comprable y vendible al total, no tienen que andar insultando con las migajas de la caridad, ni inventarse una teoría política y/o metafísica para tenerles con ellas, toda la vida, pasmados, inhiestos y atados junto al “horrible paredón” de la pobreza y la ignorancia; que siempre convierte el pobre e ignorante –por ignorante- en violencia contra sí mismo y su entorno. Por eso además, la pobreza infantil no es sólo monetaria, también es de entorno y de imposibilidades. No es cosa cualquiera la pobreza de y en la favela en manos de cuatro espabilados, creyendo así salir de sus miserias personales; ya que dinero, tienen.
Cuando en los primeros grupos humanos (después naciones) importaba mucho que hubiera cantidad grande de personas, no era, por tendencia ilusionante de darse calor unos a otros. Era para ir a la guerra. Donde cada hombre de los dos pueblos enfrentados en batalla, mataba a otro y otro le mataba a él; y así quedaba vivo el excedente en número de una de las dos “legiones“, porque las guerras se hacían sin medios, prácticamente a empujones, puñetazos, cabes, mordidas y patadas: que es lo que vienen a ser los enfrentamientos con espadas que tienen el mismo tamaño.
Si no quieren trabajar, que de natural es lo que acostumbran en lo público exceptuando a la sanidad que trabaja y mucho; hagan el favor de ponerle –aunque sea- los preceptivos bozales a los perros ¡¡¡Coño!!! Que por andar tolerando, a la caza del voto, puede un perro cercenarle el cuello a tu nieto mismamente. ¿Para qué quieres entonces ganar las elecciones TOLETE? ¿Estás dispuesto a sacrificar un niñito de tu propia sangre a tus ambiciones políticas?... si piensas que eso solo le puede ocurrir al otro y solo vas a lo tuyo, eres un muy malísimo y despreciable engendro. Vigila “al ganado” del cual te cargaste su único lugar de trabajo para tenerlos ocupados, y los tienes de 110 k. montados en bicicleta acera abajo a tumba abierta. Imagínate la tortilla en tu propio cuerpo o el de una familia muy querida. Si es así ¿por qué no trabajas y te encargas “de matar” a multas a todos los sollajos, de perros y bicicletas en mano por las aceras y de múltiples otras gamberradas, que las cometen todas etc.? ¿O es que, como sempiterno tolete, crees que eso les tocará a otros? ¡¡¡TOLETE!!!. “¡Lánzate al combate y muere; tu madre te vengará!”.


No hay comentarios: