sábado, 3 de junio de 2017

Diario de un cura: Me gusta mi tierra y también otras tierras.

Por Jesús Vega Mesa
El día de Canarias, que coincide con el día de San Fernando, lo pasé en Maspalomas. No en la playa, que también estaba apetecible, sino en la parroquia. Me gustó encontrarme allí con personas amigas de la zona. Y con bastantes compañeros curas. Ninguno con el traje típico o el cachorro. Pero todos demostrando sensibilidad por lo canario. En la conversación surgieron los temas más dispares relacionados con nuestra tierra: los beneficios para las islas de la aprobación de los presupuestos del Estado, la atención religiosa en Lanzarote y Fuerteventura o los problemas relacionados con la salud y los hospitales en nuestra Comunidad.
Al salir de la iglesia, ya por la tarde, un periodista me preguntó lo que me gustaba de Canarias y lo que no.
 Le dije lo que admiro y quiero a mi Isla de Gran Canaria. Y que me cuesta mucho mucho vivir fuera de ella. Pero que también soy admirador de Lanzarote y Tenerife y de las demás islas. Como me encanta igualmente Galicia y Cantabria y Madrid y Castilla. No desprecio ningún lugar del mundo. Y me ilusiona conocer y comprender y respetar la cultura y costumbres de cada lugar. No hay por qué despreciar ni tampoco copiar lo del otro.
Y lo que no me gusta…
No me gustan los pleitos, envidias y celos entre islas o provincias. Me disgusta que alguien considere que su tierra es la mejor. Me da pena que no siempre sepamos valorar lo bueno de cada pueblo.
Me disgusta leer mensajes de canarios que utilizan el vosotros, que dicen os quiero o vuestra casa, porque creen que es más correcto hablar o escribir así.
Me gustaría que en las iglesias se hablara el español de Canarias con la forma sencilla y comprensible que hacemos en la calle.
Me gusta Canarias porque aquí he nacido y crecido. Porque soy parte de esta tierra que me ha alimentado y cuidado y enseñado. Porque sus tradiciones y defectos y virtudes son también míos.

viernes, 2 de junio de 2017

"El Móvil"

Por Luis C. García Correa
El móvil llegó y todo lo arrasó.
¿Qué ha arrasado? ¿Qué ha pasado? La mente, las costumbres, los hábitos, las necesidades, la relación personal, el beso y el abrazo, y para qué seguir diciendo sobre la esclavitud real, no virtual, en la que hemos caído. O no se quiere salir o no se sabe cómo salir por ser un esclavo adicto al móvil, que más que móvil es estático.
La esclavitud -en esta época en que la humanidad ha tenido las mayores posibilidades de ser libres como nunca antes- está siendo de una actividad y sometimiento como nunca antes por el móvil y su desmedido, incontrolado y abusivo uso junto con el ordenador.
La diferencia con el ordenador es que es un poco más grande y aún no se puede ir con él por la calle enviando y recibiendo mensajes, o lo que sea.
Gracias que no hay huecos en las aceras porque habría incontables accidentes de caídas por caminar sin mirar para el suelo sino solo a la pantalla y teclado del móvil.
La etimología del móvil ha sido perfecta: cuerpo en movimiento, inestable, inseguro.
Hay una mayoría aplastante de personas a las que el móvil las inmoviliza, que las arrastra, que las domina, que son auténticos esclavos, y esto es de tal magnitud que se está perdiendo el mirarse a los ojos, el hablarse cara a cara.
Hay la aberración y mala educación de estar en una reunión y estar comunicándose con el móvil con otro de la propia reunión, despreciando al resto de los reunidos de una forma vil, vergonzosa y denigrante.
El móvil, un elemento de una enorme utilidad y servicio, ha sometido y se ha apoderado de los maleducados.
Anatema a quienes son esclavos del móvil y han perdido la educación y la maravilla de la comunicación y de la independencia y libertad personal.
El móvil ha llegado y el mal se ha enseñoreado ¿de quién? Y ¿por quién? Y ¿a quién?
Por favor, le ruego me lo diga. ¿Estoy equivocado?

jueves, 1 de junio de 2017

"Amantes de la sangre y asesinos por placer"

Por Antonio Domínguez
Dios es infinitamente bueno. No permitirá que ningún demonio me haga daño. A Dios no se le puede insultar, temiéndole como si fuera salteador de caminos; ni se le puede engañar con una vida entera de oración. Es la explicación de por qué no le tengo ningún miedo a Dios. También es verdad que no le tengo ese amor a Dios como contrapartida del miedo al diablo. Yo –y todos- solo puedo amar a quienes conozco. Si a Dios le interesa mi oración capada por miedo al diablo, (por tanto mentirosa) me llamaría por teléfono. ¿Y dice que esto es herejía, lo mío? ¡¡¡mírese la viga en el suyo propio!!! 

Por lo atemporal del tema, y la siempre vigencia del asunto, no importa asombrarse de él cualquier día y hora del año; más, imposible decir lo mismo en un texto más breve (...) 

Salió el alcalde de Pamplona al balcón. Un tipo que puso una cara muy fea –entre mala-leche y bravura, en una especie de risa- al tiempo que gritaba a cuanto le daba el gallillo: ¡¡pamploneses, pamplonesas!!, ¡¡viva San Fermín!!. Abajo en la plaza, en la marea humana, amorfa, toda ella fofa intelectualmente; siéndole odiseico a uno por uno, disputarle un test de inteligencia al mandril o al macaco de Gibraltar. En hilo de acontecimientos, unos primero según su orden con todos los que vienen detrás en desorden, por lo mismo; valiéndose el alcalde de –en gravísimo tercermundismo caníbal- una yesca que ardía con la vivacidad de la llama de la autógena, le pegó fuego a un volador muy gordo que subió al cielo como un artilugio de la NASA. Al cabo de haber desaparecido pegó un rebencazo procedente de la gloria que estaba en la plaza, seguramente, por como se puso la carne de cañón universal de esa animalizada, estúpida, caterva, abundante muchedumbre. Los hay australianos, canadienses y de los más lejanos y cercanos países.

Por mor de abusadores que se juegan el resto para ganar y sacar grandes tajadas de la alegría del ignorante, que llevada a sus últimos límites, les encierra entre los diques infranqueables del infortunio. Son manejados como carne de cañón, donde y como interesa a los grandes titiriteros: parecido a lo de los sociópatas cuando llevan un pueblo a la guerra.

Como en todas las cosas que se producen en este mundo, buenas o malas, hay responsables que penetran en el misterio – en este caso las vacas corriendo tras la gente – muchas veces se meditan en vano los planes de escalamiento y fuerza para subir a los muros de esa montonera de desdichas; que se cuentan los barrenderos unos a otros después de la última jornada de “la fiesta” mientras retiran toneladas de residuos: basura, que es lo que es “la fiesta” porque esa, ella, es el disloque y el disparate. Poco se dice de esta carajera. Cualquiera termina dándose cuenta que los caminos de su enfado o calentura nada tienen de practicables, ya que la línea de intereses sombríos y negocios iluminados de noche por torrentes de luz guardados por centinelas recelosos, se opondrán siempre a cualquier intento de enmendar el escándalo que nos ocupa, que aunque se pudiera llegar a forzarlos (para comprenderlos) en algún punto, no se vería más que pormenores y jamás se podría formar una idea del conjunto de semejante salvajada.

Berenjenil carajal de noticias: “solo se han caído sin que las astas les hirieran. Un manso se rezagó y propinó un serial de pisotones, revolcones, magulladuras y moletones. Sólo cuatro contusionados necesitaron asistencia médica. Se le llama jornada tranquila a, en la que no hay muertos. Y eso que intervino la ganadería de Torre Estrella de afianzada fama de peligrosa. Mañana se espera otra ganadería con no menos fama de carnicera”.

Siempre hay recodos inevitables, porque ningún pueblo ha sido pensado para que corran delante de los brutos, los que se las dan de civilizados. Los intentos de sortearse unos a otros para no caer son los de la estampida coparticipada de los distintos tipos de reses que por las calles se rozan y “se saludan”. Donde el humano es mas res que la propia res.

“Toro malo, colorado, bragado. Ocho heridos, la manada les pasó por encima, su estado es grave, la situación se complica. Ha sido intenso el recorrido. En la bajada por la calle estafeta no había huecos donde poderse desplazar. El grandísimo riesgo de la curva de los mercaderes. Con las astas a dos centímetros de las auras. Los hoteleros se frotan las manos. Viejos sinvergüenzas yéndose sin pagar las consumiciones. Los pinchos son la base de la subsistencia, los cuales son cobrados a golpe de la más fina cocina francesa. ¡¡La culpa!! Fue de un indisciplinado e incivilizado extranjero que propició la cogida de fatales consecuencias”.

Curas, periodistas, políticos, autoridades y cuantos tengan de ente al que los mentecatos respeten, son los culpables de seguir permitiendo ese disparate anual perfectamente comparable a los sacrificios humanos hechos por humanos a los dioses. En ese “ATIS TIRMA” navarro y “muy mejorado”. Si no les arrancase el corazón a mano, como en lo alto del templo de La serpiente alada de incas y mayas, se lo arrancará el toro con su cuerno; si a bien no viene. 

La calamidad, la destrucción y la muerte condescienden con la visión onerosa y por lo mismo política que le importa ¡nada! Que no sea mantener e incluso aumentar escalando alturas y sus tejemanejes, encumbrando al desmandado y pueril Hemingway en el que se fundan y refunden para darle émulo de ONG a una de las hecatombes más sonadas de la historia: cuando en el futuro se cuestione el desastre!.

Tanto luchar por la libertad en el bando republicano, tanta prosa enardeciendo los valores de la libertad, para terminar retornando a España (después de que Eisenhower le allanara el camino paseándose por las calles de Madrid) a aceptar de facto la dictadura para poder emborracharse en los san fermínes; degeneró moviéndose entre Pamplona y la bodeguita del medio. ¡Sí, la del mojito¡. Cuando ya Cubita pasó de ser bella por abastecida, a ser mas fea que el diablo por desabastecida, y por no tener que llevarse a la boca; pero él Hemingway, manejaba dólares; que con solo uno agarraba dos chispas en la paria perla de las Antillas. 

Vacío existencial terrible siente el ser civilizado que contempla el panorama televisado. Desorientación y sensación de inutilidad que sólo se atenúa con el seguir adelante sacrificándose penetrando desesperado por comprender la locura ¡¡y el porqué!! se ha iniciado y quiere seguir en su regodeo.

Por mucha que sea (que es muchísima) la fastuosidad ceremonial de los prolegómenos de esa asombrosa celebración, no deja de parecernos menos increíble ni tampoco se atenúa lo que nos parece una horrible pesadilla. Denuncio -a cuantos entes pasivos e inductores necesarios- ante el tribunal internacional para la integridad humana, y animal también; aunque lo del animal (los toros) aquí no se discute, porque, se trata de “desanimalizar a los animalizados”.

El que vivamos en la sociedad del descrédito; que dentro del caos generalizado la gente no crea en nada, sin embargo, aún por muy desesperados que sean los momentos jamás se ha usado masivamente tirarse a las vías, “hacer puenting” a cuerpo desamarrado, etc. Por eso nos parece increíble que personas que no desean salir de este mundo se sometan a empinadas y afiladísimas astas, al luto del estrecho, altamente preocupante, capador callejón.

Ya son demasiadas las lágrimas que se han vertido llorando a todo tipo de familiares ¿asesinados?. Ya son muchas las corbatas que peden por luto; no solamente en España sino además en el mundo entero por culpa (del Hemingway de los cojones con su libro “La raza” malo como carne de pescuezo – por eso se vendió tanto e hizo tanto daño- ) de un negocio malsano asqueroso que mantienen con alfileres sin sentir horror. Solamente por no perder el favor (voto) de la España que da vergüenza sustentada en los titiriteros de toda la vida: curas, alcaldes, políticos de todo desorden, prensa asquerosa y demás autoridades; todas ellas, predicadoras de buenísimo; alienadoras de lo que no es muy recomendable nombrar y muy peligroso complicar beatitudes de impulsos; que lo que les nacen su interior es lo burdelesco; de hechos y dichos propios del burdel; en el que viven mentalmente, mientras mienten, como todo lo humano, no tienen mas y menos que nadie: de lo humano hay que esperar siempre lo peor. 

Se sabe que no es una buena técnica ir a saco en cualquier asunto, pero cuando no hay ni una sola explicación racional que pueda refutar lo que aquí se dice, a la precaución se le puede dar el día libre. Nadie podrá racionalizar el dolor de un padre al que le matan por aplastamiento a su hijo púber en un hediondo callejón preparado al efecto por los desalmados que se ventilan aquí más arriba y más abajo. 

En el deseo de lo humano de explicar las cosas que se salen de madre caben dudas de cómo se puede ser más incisivo o expresivo. Porque la sola barbarie contemplada en el transcurso de los días de esa “fiesta”, atolondra, descoloca, petrifican los peligros que en toda esa absurda romería se ciernen como colofón además de los de los encierros: borracheras, sobredosis, carteristas, puteros y “su mercancía”. Peleadores profesionales cuantos haya en la región, también los amateurs y aficionados. Botellazos, palos, puños americanos, no pocas navajas y algún que otro revolver, este noble material se lleva a emplear. Su no uso dependería del destino y del cielo benigno y pretencioso, que, si permite guerras, ¡que le van a importar unos botellazos, unas tundas de palos, unos puñetes a la americana, unos arreglos de cuentas a base de cortes en el culo según costumbre napolitana; o cortes en otro lado según la costumbre al uso o al gusto!. Lo de los tiros les presuponemos al aire para intimidar. Si hubiera que bajar balas a atravesar cuerpo de individuo, culpabilizamos por supuesto (tanto como de lo mas mínimo que en ese bochorno suceda) a cuantos han organizado ese, el mayor escándalo evitable que tiene ahora mismo el mundo conocido, según mi opinión.

Que ganas tengo – que hambre – de seriedad, compromiso, solvencia intelectual: de vivir en un país civilizado bajo los diferentes puntos de vista. Es mi opinión, que como otra cualquiera, no escapará nunca a la presunción y a la suposición.

“A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición”. No se puede jugar con el primitivismo y la ignorancia de una comunidad alienándoles con coplillas absurdas como la del ejemplo. 

Si algún mérito tiene todo lo dicho aquí es, que no es palabra de Dios. ¡¡Amén!!

Antonio Quintana este jueves en Radio Tamaraceite


Este jueves, 1 de junio,el invitado al espacio “El andén” de Radio Tamaraceite, será Antonio Quintana Medina,autor del libro recientemente presentado en la capital grancanaria “El cielo en la tierra. Escritos sobre la identidad canaria”. Antonio Quintana es Licenciado en Teología y Ciencias Religiosas por la Universidad de Comillas y Máster en Periodismo por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Quintana Medina será entrevistadopor el director del programa,el periodista Sebastián Sarmiento, quien acercará el contenido de este libro a los oyentes de nuestra emisora diocesana, una publicación cuyo contenido se basa en la fe cristiana y la identidad canaria, elementos con lo que ha tratado de convivir a lo largo de su experiencia religiosa,pastoral y periodística a lo largo de su trayectoria profesional.

“El andén” se emite todos los jueves de 11,00 a 12,00 horas, y se repite los viernes,a partir de las 21,00 horas.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Avisos Zona Interparroquial Tamaraceite Lomo los Frailes

Miércoles 31 de mayo:
A las 20:00 h. reunión para la preparación de las Fiestas del Corpus Christi, en los Salones Parroquiales de Tamaraceite. Invitamos a todos para la realización de las alfombras.
Primeras Comuniones: Sábado 3 de junio:
A las 11:00 horas y a la 13:00 horas en la Parroquia de San Antonio Abad.
Domingo 4 de junio:
A las 11:00 horas en la Parroquia de San Antonio Abad.

Repetir para insistir

Por Luis C. García Correa
Siempre repito lo mismo. Veo necesario insistir, porque no conozco otra forma de explicar y tratar de convencer de una necesidad.
¿Cuántas veces lo habré dicho? La honesta participación es la solución. Sin educación no hay solución. La felicidad y la libertad son una necesidad. El pasotismo, la despreocupación o el egoísmo de no hacer el bien y no ayudar a los demás son males que hay que desterrar. Y así podría seguir repitiendo lo que he dicho y digo continuamente.
No sé si repito para insistir porque mis herramientas lingüísticas y mis medios de comunicación son limitados.
Por favor ¿alguien sabe como repetir sin insistir? ¿Cómo insistir sin repetir? Y, en especial ¿cómo convencer?
No consigo ser original, y no cansar. Aunque deseo y me ilusiona ser un dechado de virtudes y de capacidad de convencimiento para conseguir el bien en el ayudar.
Repito e insisto, nuevamente, que sin ayudar no hay felicidad y menos libertad.
¿Hasta cuándo seguiré repitiendo para insistir? No lo sé, solo sé que no tengo otro medio. Como me seguiré repitiendo, espero el perdón de ustedes.
Pido mil perdones. No quiero molestar y menos cansar, pero no sé cómo hacerlo sin repetir para insistir.
Apelo a la bondad natural del ser humano, a quien quiero con pasión e ilusión y trato de ayudar para que tengamos lo que debemos tener: la plena felicidad en la plena libertad.
Hemos nacido para ser felices, y todos debemos de contribuir porque la felicidad es compartir.
Y para ello no tengo otro remedio que repetir para insistir.
Les ruego me perdonen, porque no sé ni tengo otra razón que desear el bien tratando de ayudar.
Repetir para insistir es mi leitmotiv, porque no tengo otro medio para tratar de convencer y ayudar.

martes, 30 de mayo de 2017

Santa Rita-Unión Arinaga, final de lucha corrida en Tercera categoría

LPDLP. Los clubes Santa Rita de Tamaraceite y el Unión Arinaga se clasificaron para la gran final del torneo de Lucha Corrida 2017 en Tercera Categoría, que tendrá lugar el viernes día 16 de junio a las 21:00 horas en el terrero "El Chiquero, los Molinillos" de Ingenio.
El Unión Arinaga con Ramón Bosa de mandador, volvió a imponerse en la semifinal al Guanarteme (16-18), encuentro disputado en la Gallera del López Socas. El destacado Mahy Espino fue clave ante el conjunto capitalino, que ya habían perdido en el terrero de la playa de Arinaga por 18-15.
La segunda semifinal se esperaba muy disputada entre el Santa Rita y el Adargoma, tras el empate a 18 en Pedro Hidalgo, pero el club decano sufrió la lesión de su figura Beneharo Hernández y cayó 18-15 para el Santa Rita. Nauzet Trujillo fue clave.

lunes, 29 de mayo de 2017

Fin de curso en la Universidad más popular

LPDLP. La Universidad Popular Juan Rodríguez Doreste, dependiente del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, inauguró ayer por la tarde en el edificio Miller del Parque de Santa Catalina una muestra representativa del trabajo desarrollado por los 2.500 alumnos de todos los centros que han participado en los talleres que se han impartido a lo largo del recién finalizado curso escolar 2016-2017. Esta exposición se puede visitar este sábado, 27 de mayo, de 10:00 a 14:00 horas y de 16:30 a 20:30 horas. Y el día 28 en horario de 10:00 a 14:00 horas, informó el gabinete municipal.
Un total de 25 espacios diferentes distribuidos a lo largo del edificio Miller, servirán a los ciudadanos para conocer las actividades que se imparten en los centros de la Universidad Popular de La Isleta, Lomo Blanco, Arenales, La Paterna, Ciudad Alta, Guanarteme, Tamaraceite y el Cono Sur, que van desde las disciplinas artísticas, a las manualidades de todo tipo y los talleres de promoción del empleo.
La muestra también incluye un rincón dedicado al Archipiélago canario ya que también se imparten cursos de artesanía canaria en los centros de la Universidad Popular.
La concejala de Educación, Lourdes Armas, que presidió la inauguración, destaca que "esta fiesta final de curso representa una jornada de puertas abiertas para que la ciudadanía conozca todo lo que se hace y se puede aprender en nuestra Universidad Popular".
"Aprovecho para recordar que además de los dos pases de modelos que desarrollaremos la próxima semana, vamos a continuar celebrando actividades durante el verano mientras esperamos a llegada de un nuevo curso escolar", dijo la concejala.
El Ayuntamiento realizará también, dentro del programa de actos de la muestra final de curso, el pase de moda 'Noche de Galaxias', el próximo día 3 de junio a las 20:30 horas, en los centros de la Universidad Popular del Cono Sur y de La Isleta. Y el pase de moda 'África entre costuras, celebración y fiesta, costumbres y tradiciones canarias', el día 4 de junio a las 11:30 horas en los centros de Arenales, Tamaraceite, Ciudad Alta y La Paterna. Los modelos de ambos desfiles lucirán los diseños que han elaborado los alumnos en los cursos de corte y confección, así como diseño y moda.

El Ayuntamiento también ha preparado una jornada especial para el 30 de mayo, Día de Canarias, en el edificio Miller en el que se celebrarán exposiciones de alfarería canaria, vestimenta, juegos tradicionales, plantas medicinales y la actuación musical de la rondalla de la Universidad Popular.

¿Para qué nací?

Por Luis C. García Correa
¿Para qué nací? Para vivir, para compartir y para repartir. También para morir.
El proceso normal de un ser humano es igual al de los demás seres vivos de este Planeta Azul: unos y otros nacen, crecen, se desarrollan, viven y mueren.
El proceso de la vida es una maravilla, siempre que este regalo se use para mejorar y para mejorarse.
¿Para qué nací? Para ser útil.
¿Para qué nací? Para morir.
La muerte parece estar lejos, pero suele estar más cerca de lo deseado y hasta de lo creído.
La muerte es la culminación de la vida. Se muere cuando se acaba la vida.
Al acabarse la vida material, los creyentes creemos que comienza la eternidad.
¿Para qué nací? Para la eternidad.
La eternidad es la razón de haber nacido. Es el fundamento de la vida.
Nacer para morir y ahí queda todo, me parece muy poco para lo mucho que significa la vida. Es, desde luego, lo que pienso como creyente.
¿Para qué nace un no creyente? ¿Sólo para vivir y para morir?
¿Qué trascendencia tiene la muerte para una persona no creyente? Me gustaría que me lo dijese uno o varios no creyentes, pues nos ayudarían a muchos que desconocemos algo tan importante.
¿Para qué nací? Yo no tengo la menor duda: nací para vivir, hacer y compartir tratando de ayudar, y para luego morir eternamente en la contemplación de Padre Dios, que eso es el cielo.
¿Y usted, por favor, para qué nació?