miércoles, 18 de octubre de 2017

Media Markt de 7 Palmas se muda a Tamaraceite y liquida existencias

LPDLP.  La cadena de electrodomésticos y electrónica Media Markt traslada su tienda de Siete Palmas al Centro Comercial Alisios de Tamaraceite y por esta razón inicia una campaña de liquidación de sus productos.
La multinacional anuncia en su página de Facebook que "por fin llegó el día. Liquidamos la tienda de 7 Palmas, por traslado al Centro Comercial Alisios Tamaraceite. Lavadoras, frigoríficos, televisores, smartphones, ordenadores a precios de liquidación", y advierte de que se trata de "unidades limitadas".
El comercio especifica que los productos que se ponen a precios reducidos son tanto los restos de stock, como las últimas unidades y los que han estado en exposición.
En el Centro Comercial de Tamaraceite la compañía compartirá espacio con otras 119 marcas, como por ejemplo Leroy Merlin o Decathlon, así como con negocios de restauración.
La empresa alemana deja de este modo el primer establecimiento que abrió en el Archipiélago, en el año 2002. En su nueva ubicación está previsto que ocupe una área de 2.300 metros cuadrados. Con esta nueva andadura, la empresa pretende renovar el concepto de la tienda con elementos novedosos como los drones o la robótica educacional.
El centro comercial Alisios abrirá sus puertas la próxima Navidad y contará con 2.500 plazas de aparcamiento. La obras avanzan a gran velocidad y se prevé la puesta en marcha de unos multicines donde está contemplada una sala para niños.
Por el momento no se ha llevado a cabo el vial de la Cruz del Ovejero que pretende dar una mayor fluidez al tráfico cuando se abra el centro.

Haber nacido

Por Luis C. García Correa
Haber nacido se lo  debemos a nuestros padres, y los creyentes creemos, firmemente, que le debemos la vida a Padre Dios.
Haber nacido es una dicha porque la felicidad terrenal es de los nacidos.
Nacer es ser para ser y para hacer, para compartir y repartir, y para recibir.
Nunca se nace para no hacer y no compartir, y para no recibir. Sería de un egoísmo superlativo, y no se podría tener felicidad, porque la felicidad es vivir la honesta participación como consecuencia de compartir.
El compartir es una consecuencia de los valores aprendidos, heredados y aceptados.
Compartir con honestidad es dar y repartir lo que sea necesario, gastar tiempo y recursos en ayudar, como consecuencia de ser buen nacido y de ser agradecido.
Haber nacido es una dicha, un gran honor y una gran responsabilidad.
¡Haber nacido! ¿Qué dicha!
¿Qué tengo que hacer ahora?
“¡Ayudar, para eso hemos nacido, para ayudar y ser ayudado!”
El aislarse es separarse, es quedarse solo, y quien quiere soledad, que la tenga en cantidad, que le producirá infelicidad y soledad. Pero no se lo deseemos a nadie.
Hoy hay un medio maravilloso, un aparato, pero que su abuso y uso esclavizador aísla tanto que la vida se convierte en virtual y nada natural. Me refiero al sometimiento esclavizador del uso y del abuso del móvil y hasta del ordenador. Y la tenencia del coche.
Haber nacido para vivir virtualmente, es perder la vida del amor, de la felicidad y caminar por el sendero de la soledad.
“¡Haber nacido es grandioso, hermoso y verdadero al estar vivo, para continuar vivo, porque no hacer estando vivo es estar solo en el olvido, como muerto estando vivo!”
“¡Haber nacido es una responsabilidad, un honor y un tiempo para hacer!”
“¡Haber nacido y estar vivo tiene el fin de ser, no dejar de ser, y hacer!”
“¡Haber nacido es la realidad y necesidad del vivo en hacer para ser!”
“¡Haber nacido para vivir la realidad real y no la virtual, la natural!”

martes, 17 de octubre de 2017

Las secuelas de la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria: "Me han destrozado la finca, es un nido de ratas"

Fuente: eldiario.es

En los terrenos por los que ahora serpentea la carretera que une el túnel de Tenoya con el barrio de Lomo la Viuda, en la isla de Gran Canaria, se proyectó hace aproximadamente una década una explotación de cultivos ecológicos. Los propietarios de la finca número 68, herederos de Tovar, se propusieron implantar en ese lugar un sistema de producción que cumpliera los estándares de certificación del Consejo Regulador de Agricultura Ecológica (CRAE). El periodo de conversión de la parcela, dedicada históricamente al cultivo del plátano y del tomate y a la elaboración de quesos, era de cinco años.
Las obras de la IV Fase de la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y un compromiso político con los vecinos de Tenoya acabaron truncando esos planes. En la actualidad, la finca, partida en dos por la carretera de Lomo la Viuda, abierta al tráfico el 11 de septiembre, es la imagen del abandono. Las puertas y ventanas del caserío están tapiadas; el estanque, vacío; los alpendres, destrozados, y las tierras de cultivo, salpicadas de escombros. Delia Tovar, una de las propietarias, responsabiliza al Gobierno canario de la situación y reclama a Obras Públicas que cumpla sus compromisos y cierre de forma cautelar la vía hasta que se reparen los desperfectos ocasionados tras ocho años de ocupación temporal.


El Ejecutivo regional expropió en 2009 parte de la finca, unos 6.000 de sus 40.000 metros cuadrados, para levantar en ellos los pilares que sostienen, a su paso por Tenoya, la carretera de la IV Fase de la Circunvalación, abierta en agosto de 2016 en dirección a Las Palmas de Gran Canaria y en noviembre en el tramo Las Mesas-Arucas.
A cambio de una indemnización, los propietarios firmaron además un acuerdo para ceder temporalmente el resto de la finca para que operarios, vehículos y maquinaria pudieran acceder a la zona durante su construcción. Para ello se habilitó un vial complementario que partió la parcela en dos. En un principio se concibió como un desvío provisional a las obras de la IV Fase. Sin embargo, los vecinos de Lomo La Viuda solicitaron al Ayuntamiento la apertura al tráfico de ese camino para mejorar la conectividad con la parte alta de Tenoya y el Ejecutivo regional asumió el compromiso, aunque la falta de fondos y un reformado demoraron cinco años su puesta en funcionamiento, prevista para 2012.
El 11 de septiembre, sin corte de cinta ni foto de autoridades, se abrió definitivamente la carretera de acceso a Lomo La Viuda por la vía de urgencia. Ese mismo día y mediante una nota difundida por su departamento de prensa, el consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, presumía de haber dado respuesta a una demanda vecinal y de haber resuelto un problema que "los trámites administrativos y de seguridad" habían retrasado.
Delia Tovar se enteró a través de la prensa. Un día después de la apertura, remitió sendos escritos a los servicios de Expropiaciones y Carreteras de la Consejería en los que expresaba su total desacuerdo con la decisión. En estas reclamaciones pedía el cierre cautelar de la carretera. Sostiene que ni se ha culminado el expediente de expropiación y ocupación temporal de la finca ni los propietarios han firmado la entrega de la parcela. Tovar recuerda que estos procesos no finalizan con el pago del justiprecio por la expropiación y de la indemnización pactada por la cesión de los terrenos, cantidades que finalmente se abonaron con un retraso de años (en 2015 una parte y en agosto de 2017 la otra). La legislación estipula que la administración debe devolver la finca a su estado originario una vez finalice la ocupación temporal.
Según la propietaria, Obras Públicas no ha culminado las actuaciones que se comprometió a acometer para restaurar la finca y devolverla, en la medida de lo posible, a su estado original. La parcela está hoy perimetrada por una fina verja de alambre. La entrada, que antes de la ocupación temporal se situaba a la salida del túnel de Tenoya, se localiza hoy en un pequeño arrimadero en uno de los márgenes de la carretera a Lomo La Viuda. Otra verja metálica, fácilmente franqueable por un lateral, hace de puerta. La rampa para los vehículos está pegada a la vivienda, a pesar de que en los planos proyectados se situaba a una prudencial distancia. Un muro de unos dos metros de altura se levanta a la altura del caserío, que ha quedado prácticamente en ruinas. Durante los trabajos de construcción de la carretera, dos okupas se asentaron, en diferentes épocas, en la finca. Uno de ellos incluso montó allí una empresa de equitación y el inmueble sufrió un incendio.

Alpendre. (ALEJANDRO RAMOS)
Alpendre. (ALEJANDRO RAMOS)
Entre otras actuaciones, Delia Tovar reclama que se acondicione la vivienda y la zona de aparcamiento en los términos pactados; que se refuerce el vallado de la carretera; que se repongan las fosas sépticas destrozadas durante la ocupación; que se techen los alpendres; que se recupere la conexión entre el estanque ubicado en el talud superior y el depósito de la parte inferior, hoy lleno de escombros y basura; que se aporte tierra vegetal en la zona de cultivo y se retire todo el material de desecho resultante de la obra; que se adopten medidas de protección acústica; que se impida el aparcamiento de vehículos dentro de la finca o que se desaloje a un vecino que ocupa y explota sin consentimiento una parte de la parcela.
 De una finca preciosa, han dejado una porquería, me la han destrozado. Es un nido de ratas. Lo que pido es que se repare o que se expropie toda si no sirve para nada”, asevera la propietaria, que dice no entender las urgencias del Gobierno de Canarias para abrir una carretera que permaneció cerrada cinco años por falta de fondos para un reformado. Aunque al principio fue uno de los argumentos para mantenerla en funcionamiento, la vía no permite la subida hasta el cementerio de Tenoya, ya que se desvía a mitad de su recorrido. El carril hacia el camposanto es sólo de bajada. El tránsito de vehículos por esta carretera es, de momento, muy limitado. Tres días depués de la apertura, en un intervalo de una hora y media apenas se pudieron contabilizar una decena de vehículos. 
Delia Tovar ha solicitado el expediente completo de expropiación y ocupación temporal de la parcela, así como el escrito razonado por el que Obras Públicas decidió abrir la carretera sin que los propietarios hubieran firmado la entrega de la finca. De momento le han proporcionado una parte del expediente, el correspondiente a Expropiaciones, un servicio que, según sostiene, cuenta con un responsable, su secretario general técnico, "mucho más receptivo" que el director general de Carreteras, al que le atribuye no sólo "desidia" a la hora de solventar los desperfectos, sino también "soberbia" por haber permitido la apertura de la carretera al poco tiempo de reunirse con ella y sin habérselo comunicado. La propietaria se plantea llevar este "atropello" a los tribunales.
La Consejeria de Obras Públicas del Gobierno de Canarias considera que ha cumplido con la legalidad y ha abonado a la propietaria "la indemnización que le correspondía por el terreno expropiado tras lograr un acuerdo". El Ejecutivo defiende que ha atentido sus peticiones "en varias ocasiones" y que incluso "se han rectificado determinadas actuaciones dando respuesta a las diferentes solicitudes cursadas" por los titulares de la finca.

La Ironía siempre pierde

Por Sergio Naranjo
Uno de los pensadores más conspicuos de la Generación del 98 en España fue Miguel de Unamuno, razón por la cual tenía que ser –y fue– persona de pensamiento voluble, adaptado a las circunstancias de cada momento y muy contradictorio en un vistazo a lo largo de su prolífica vida literaria y pública. En 1906, polemizando acerca de las razones históricas de España para optar por la Filosofía en lugar de la Ciencia –contra otras posturas tomadas por algunos países europeos–, pronunció su histórico «¡que inventen ellos, que la luz eléctrica llegará adonde no se inventó!». Su afirmación era sarcástica, referida a un contexto concreto, pero siempre hay quien se tome a la tremenda esta variante de la opinión, y vino a ser nada menos que Ortega y Gasset quien se picara y tomara en serio y en otra dimensión lo que Unamuno no quiso decir. 
El pobre don Miguel estuvo diez años, hasta que se hartó en 1916, intentando aclarar el entuerto, pero el revuelo fue tal que no sólo tiró la toalla, sino que aún hoy en día se siguen dando las dos respuestas: las que se lo toman como la ironía que fue y las que se lo toman de modo literal, sin molestarse en averiguar el contexto de la frase. De poco le ha servido a estos últimos que el vasco a punto hubiera estado de encontrar la muerte ante una de las mayores bestias que la desgraciada historia española haya producido, Millán Astray, aquel innombrable legionario que pregonaba vivas a la muerte, mientras que Unamuno respondía con total dignidad otra frase antológica: «Venceréis, pero no convenceréis», decía mientras los falangistas se lo llevaban a fusilar y no lo hicieron por la intervención directa de la mujer de Franco. 
Así estamos en la actualidad, con más medios que nunca para saber, pero nada hemos aprendido, y menos a repetir errores del pasado. Ya no vamos a misa, no, ya no creemos en himnos, no, pero seguimos siendo unos dictadores potenciales, seguimos derramando odio, seguimos siendo extremistas, seguimos impidiendo la libertad de opinión de los demás, seguimos gritando en vez de escuchar. Y a cada año que pasa, seguimos acercándonos un paso más a lo único que saben hacer los españoles: matarse. 
La Ironía ya no cabe en la sociedad. Esa manera de ser tan típicamente arraigada entre los canarios de antaño, con aquel humor socarrón innato, nada tiene que hacer hoy día. Aquel humor tan cervantino como inglés, que practicaron magistralmente otros como Wilde y que tenían a diario nuestros antepasados, ha sido borrado del mapa. Bien por quienes no la entienden y emplean su odio y su vómito mental contra quienes la practicamos, bien por quienes aún sabiendo su contenido, no pueden –ni quieren– soportar otro modo de ver la vida, y especialmente de reaccionar ante la crispación, la violencia y la pelea de bandos adonde hemos llegado. Y sabiendo que íbamos a llegar.
No hay batallas perdidas, porque el irónico no viene a pelear. No hay guerras que ganar, porque la Ironía es la calma, es la paz, es la Retórica, es la agudeza y es el querer saber. El irónico sabe que ya perdió antes de la pega. 
Y por cierto, ¿a qué hora es el partío, oyó?

lunes, 16 de octubre de 2017

Apertura "Zona Bakery" en la Cocinita Cupcakes de Tamaraceite

Mañana "La Cocinita Cupcakes" inaugura nueva zona de bakery en la recién estrenada nueva tienda de Tamaraceite, donde podrás encontrar variedad de cupcakes 🍦, galletas 🍪, macarrons y muchas sorpresas!!! Elaboradas y envasadas por La Cocinita Cupcakes con todo el 💕del mundo.
Donde?... Ctra Gral de Tamaraceite,112
Horario:
 10:00-13:00-17:00-19:00
Teléfono
☎️ 928435016

¿Por qué luchar y para qué luchar?

Por Luis C. García Correa
¿Por qué luchar? ¿Para qué luchar?

Hay muchas respuestas. En la elección adecuada se encuentra el secreto de una existencia plena.

¿Cómo saber el por qué y el para qué luchar?


Aquí juegan un papel determinante los valores con los que nos educaron y aceptamos.


¿Por qué luchar? Yo no tengo la menor duda: por ayudar y amar.


¡Mi experiencia - ya larga en el tiempo - me confirma que luchar por el bien de los demás es caminar por el sendero de la felicidad y de la santidad y aumenta la libertad!


No hay que buscar fuera de uno las razones por las qué luchar: están dentro de nosotros y las debemos manifestar.


Obviamente - y es una perogrullada - para manifestar el por qué y el para qué de nuestra lucha es necesario que tengamos las respuestas.


¿Por qué y para qué luchar? ¿Lo sabe ya?


¡No tarde en buscar el por qué y él para qué luchar! Si no lo sabe, trate de buscarlos para no perder el tiempo: el regalo más valioso que hemos recibido.


Un gran medio es compartir felicidad, porque, al compartir, ya se está en el camino de la santidad, que es la máxima felicidad a la que debemos aspirar.


El compartir la felicidad por los valores es otra forma segura de santidad.


No lo dude, vaya en pos de la santidad y alcanzará todo lo que necesita para la felicidad, y al compartirla su libertad será mayor, y así sabrá por qué y para qué luchar.


¡Por qué  y para qué luchar! Por la santidad.


Con la santidad se sabe por qué y para qué luchar


Entendiendo por santidad el bien propio y el de los demás.


¡Por qué y para qué luchar! Por la santidad ayudar a los demás.

sábado, 14 de octubre de 2017

Victoria de la UD Tamaraceite ante el Arucas

Fuente:Tinta Amarilla
Un gol de Romario, atento a rematar de cabeza el espléndido servicio de su compañero Borja Sebe, dejó en el Juan Guedes el liderato de la categoría Preferente. Con ese tanto el Tamaraceite se imponía por la mínima a un Arucas ordenado, sacrificado y combativo que le puso las cosas muy difíciles en el partido.
Porque, además, el equipo visitante contó con una noche muy acertada de su joven portero Alejandro. El meta rechazó todos los balones que le dispararon los delanteros del Tamaraceite, salvo el remate ganador de Romario en el 1-0. Fue un protagonista inesperado abortando varias ocasiones del propio Jonay, David González, Figueroa, ... y hasta un penalti lanzado por Borja Sebe que parecía iba a poner la sentencia.
Alejandro, con sus paradas, frenó el mejor juego del líder y dejó vivo a su equipo hasta el final. El Arucas tuvo un ataque más tímido pero un guantazo de Jonay y varios disparos cruzados, que no alcanzaron portería, evitaron todos los intentos de empate tras un partido que no tuvo tregua alguna.
Alineaciones:
UD Tamaraceite: Jonay Quintana, Juan Andrés, Alberto, Aythami Alvarez, David Figueroa, Pepe Macías, Samuel, David González, Borja Sebe (Dani Tejera, 69), Jonay Romario (Joel Pérez, 90) y Eros (Centeno, 75)
Arucas CF: Alejandro, Gago, Santi, José, Ayala, Iván (Jorge, 59), Chus, Toba (Omar, 52), Carmelo González, Ivi y Pulido
Gol. 1-0, m. 41. Centro desde la izquierda de Borja que caza Romario de cabeza, anticipándose a la defensa
Arbitro: José Elías Mendoza, auxiliado por Juan José Trujillo y Cristian René González. Expulsión del técnico visitante, José Juan Almeida, en la segunda parte. Amarillas a Samuel, Borja, Romario (Tamaraceite), Gago, Santi, José, Iván y Chus (Arucas)

Tamaraceite rural, urbano y comercial


El Tamaraceite rural, el de antaño, está a las puertas de su desaparición. Las pocas cabras y lagartos que aún podemos ver en la zona de Tamaraceite Sur será historia. En este espacio donde las cabras todavía buscan algo verde es donde irán las 2.500 viviendas que están planificadas el Plan Tamaraceite Sur. Lo que era la antigua finca del Toro, valle de plataneras y donde chiquillos muchos correteábamos por sus acequias y caminos, no serán ni recordados  por las futuras generaciones. ¡Una pena!

viernes, 13 de octubre de 2017

"El dialogo, dialogar" (secesionismo)

Por Luis C. García Correa
“¡Dialogar es escuchar, oír y respetar con honestidad!”
“¡Quien dialoga con honestidad tiene todas las de ganar!”
Dialogar con honestidad, por parte de todos los interlocutores implicados, es el medio de llegar a conclusiones que pueden ser la solución de un problema.
“¡La honestidad es el cimiento para fundamentar la verdad!”
·¡Quien quiere imponer su idea, por muy buena que sea, tiene todas las de perder!”
“¡Imponer es lo opuesto a dialogar!”
Dialogar debería ser la forma normal de dilucidar las diferencias que pueden ser resueltas cuando hay buena voluntad y honestidad.
“¡El diálogo es fructífero y efectivo cuando las partes actúan con honestidad!”
“¡Hay cosas que no son dialogables, como reclamar la independencia de forma unilateral!”
¿Cómo se puede dialogar con quien solo quiere imponer su voluntad?
Para dialogar no basta la buena voluntad, se necesita que todos los actos del proceso y las partes implicadas estén presididos y dirigidos por la honestidad y la lealtad.
“¡Benditos y alabados sean los honestos y leales que dialogan con la verdad, fundamentando su verdad en la realidad!”
La realidad es indiscutible.
La realidad no se puede cambiar.
La realidad se puede mejorar, pero nunca variar o cambiar a voluntad.
“¡Benditos y alabados sean quienes quieren dialogar con honestidad y lealtad. De ello surge la verdad, y la solución al problema que se quiere resolver, si la otra parte actúa con la misma disposición!”
El diálogo es una necesidad, que hay que utilizar para transformar los errores en oportunidades de mejora.
Todos cometemos errores. Si somos honestos y leales tendremos la inteligencia de reconocerlos y de pedir perdón por el daño causado. Así se solucionan los problemas.
El interlocutor es capaz de dialogar cuando es honesto: cuando no tiene miedo a encontrarse con la realidad. Con la verdad, en definitiva.
Benditos y alabados sean las personas honestas y leales que escuchan, atienden y tratan de entender a quien quiere dialogar con ellas con honestidad y lealtad, para encontrar la verdad.
Dialogar es una habilidad que hay que desarrollar en la educación de los hijos. Obviamente, cuando tienen edad para entender y comprender cuál es la auténtica realidad de la verdad.
“¡Quien se obstina en mantener su criterio está fuera de la realidad!” Por lo tanto no tiene argumentos que fundamenten lo que quiere defender. Y nunca podrá alcanzar su meta.
El diálogo nunca es unilateral. Eso se llama monólogo. Solo hay diálogo cuando los interlocutores, en plural, quieren llegar a una solución.
Benditos sean los conversadores honestos y leales, que quieren comprender y entender a quien tiene opiniones diferentes a las suyas, para llegar a la verdad.
“¡Dialogar por y para imponer no es dialogar¡”
“¡Benditos los santos que dialogan con la verdad. De ellos es la solución y el dominio de la verdad, y, por tanto de la solución al diálogo con honestidad y lealtad!”
“¡Dialogar con honestidad y lealtad es la forma, modo y manera de solucionar las diferencias!”
“¡¡¡Benditos y alabados sean quienes quieren dialogar y dialogan con honestidad y lealtad!!!”
“¡Quien se funda en la realidad, tiene todas ganadas, porque la realidad es única e imposible de cambiar!”